CONSEJOS DE TRICOT

ÍNDICE:

 

Materiales y accesorios:

Agujas Existen agujas de tejer en diferentes materiales, metal, plástico, madera, bambú, cada una tiene sus propias características. Hoy en día se utilizan materiales ligeros y suaves al tacto de gran ligereza y suavidad, que aportan resistencia y durabilidad a las agujas.

Agujas tricotar

Agujas rectas Son las más conocidas y populares entre las tejedoras de todo el mundo. Son dos agujas largas y lisas, con una punta roma en un extremo y un tope en el otro que impide que los puntos se salgan. Se fabrican sobre todo en madera y metal, y miden entre 25 y 40cm de largo, también hay agujas de de hasta 60cm de largo.

Agujas ganchillo rectas

Agujas circulares Consisten en un par de agujas de una sola punta cada una unidas entre si por un cable de plástico o nylon. Se fabrican en diversos materiales como madera, metal o plástico. Los grosores  van desde los 2mm hasta los 20mm, y en longitudes que van desde los 20 hasta los 150cm de punta a punta de la aguja. 

Aguja tricotar circular

Agujas de doble punta Se utilizan para trabajar en redondo y en grupos de cuatro o cinco agujas. Se encuentras en longitudes de 10 a 25 cm.

Aguja doble punta tricot

Aguja Lanera Son agujas de coser con el ojal grande, solo que más gruesas y generalmente sin punta. Se utilizan sobre todo para unir las diferentes partes de una labor de punto y para rematar los hilos de la misma.

 Aguja lanera tricotar

Aguja Auxiliar Es una aguja pequeña con punta en los dos extremos. Estas agujas se parecen mucho a las agujas de doble punta y hasta se pueden sustituir por ellas si la ocasión lo requiere. Se fabrican en los mismos materiales que las agujas convencionales. Se utilizan para suspender temporalmente puntos que se han quitado de la aguja principal y se necesitan más tarde.

 Aguja auxiliar tricot

Ganchillo Los ganchillos se comercializan de diferentes medidas y materiales. Los más empleados son los de acero, sobre todo para labores con hilo fino de algodón y perlé. Los de aluminio son adecuados para hilos más gruesos y los de plástico para hilos de lana de grosor medio. Tienen entre 12 a 17 cm de largo, con un gancho en el extremo.

Aguja ganchillo

Accesorios Lanas, Marcador de puntos, Contador de hileras, Protectores de puntas, Bobinas, Tijeras...

 Accesorios ganchillo

Montar los puntos con el método del montaje tejido:

El montaje tejido nos da un borde elástico, lo que lo hace perfecto cuando montemos puntos para tejer a continuación elástico. Este es, también el método que se utiliza para montar puntos en medio de una pasada. Para este método necesitaremos dos agujas.

 

1- Hacer un nudo corredizo en la aguja dejando una cola de unos 15 cm. Colocar esta aguja en la mano izquierda. Insertar la aguja derecha como si se fuera a tejer del derecho, en el punto que está en la aguja izquierda y pasar la lana alrededor de la aguja.

 Montar puntos (paso 1)

2- Pasar la lana sobre como para hacer un punto, pero no sacar el punto de la aguja izquierda.

 Montar puntos (paso 2)

3- Poner el nuevo punto formado en la aguja izquierda, insertando la aguja izquierda en el nuevo punto de derecha a izquierda. Ahora habrá dos puntos en la aguja izquierda.

 Montar puntos (paso 3)

4- Insertar la aguja derecha entre los dos puntos de la aguja izquierda y pasar la lana alrededor de la aguja. Sacar la lana de entre los dos puntos y colocar el punto resultante en la aguja izquierda tal y como se muestra en el paso 3.

Montar puntos (paso 4)

Repetir el paso 4 hasta tener los puntos necesarios para su labor.

 

Como tejer del derecho: 

1- Poner la aguja con los puntos montados en la mano izquierda, insertar la aguja derecha por delante del primer punto de la aguja izquierda de izquierda a derecha.

 Tejer del derecho (paso1)

2- Pasar la lana alrededor de la aguja derecha.

 Tejer del derecho (paso 2)

3- Sacar el nuevo punto de la aguja izquierda a la derecha.

 Tejer del derecho (paso 3)

4- Pasarlo a la aguja derecha. El punto en la aguja derecha es el primer punto del derecho. Seguir con todos los puntos de la aguja izquierda.

 Tejer del derecho (paso 4)

PUNTO BOBO:

El punto bobo, también conocido como punto musgo o punto Santa Clara, es el que todas sus pasadas son pasada de punto del derecho. Es un punto reversible, que no se curva en los bordes y por eso es ideal para remates. 

 

Como tejer del revés: 

1- Poner la aguja con los puntos montados en la mano izquierda, insertar la aguja derecha por delante del primer punto de la aguja izquierda de derecha a izquierda.

 Tejer del revés (paso 1)

2- Pasar la lana alrededor de la aguja derecha.

 Tejer del revés (paso 2)

3- Sacar el nuevo punto de la aguja izquierda a la derecha.

 Tejer del revés (paso 3)

4- Pasarlo a la aguja derecha. El punto en la aguja derecha es el primer punto del revés. Seguir con todos los puntos de la aguja izquierda.

 Tejer del revés (paso 4)

PUNTO JERSEY DERECHO Y PUNTO JERSEY REVÉS:

El punto jersey es la base de muchas piezas de tricot. El punto jersey es la combinación de pasadas en punto del derecho y pasadas en punto del revés. Se llama punto jersey derecho al tejido en el cual las pasadas por el derecho de la labor se han realizado en punto del derecho y las del revés de la labor en punto del revés. De la misma manera, cuando el lado derecho de la labor lo trabajamos en punto del revés y el lado revés de la labor lo trabajamos en punto del derecho, hablamos de punto jersey revés.

 

Cerrado de puntos:

1- Tejer los dos primeros puntos del derecho. Insertar la punta de la aguja izquierda por delante del primer punto que tenemos en la aguja derecha.

 Cerrado de puntos (paso 1)

2- Levantar el primer punto en la aguja derecha, pasándolo sobre el segundo.

 Cerrado de puntos (paso 2)

3- Tenemos un punto en la aguja derecha.

 Cerrado de puntos (paso 3)

4- Tejer del derecho el siguiente punto de la aguja izquierda. Tenemos dos puntos en la aguja derecha. Repetir hasta haber tejido y cerrado todos los puntos.

 

Aumentar un punto:

Este método nos permite crear un punto entre dos puntos ya existentes.

 

1- Insertar la aguja izquierda en el hebra que va entre los dos puntos. La aguja la insertaremos de delante hacia atrás.

 Aumentar un punto (paso 1)

2- Tejer este punto retorcido para prevenir que nos quede un agujero, quedando el lugar del aumento prácticamente invisible.

 Aumentar un punto (paso 2)

2 puntos juntos del derecho:

Insertar la aguja derecha a través de los dos puntos de la aguja izquierda, y tejerlos del derecho juntos como si fueran un único punto.

 Dos puntos juntos del derecho

2 puntos juntos del revés: 

Insertar la aguja derecha a través de los dos puntos de la aguja izquierda, y tejerlos del revés juntos como si fueran un único punto.

 Dos puntos juntos del revés

Puntos básicos de Ganchillo:

 

CADENETA:

1- Para el primer punto de la cadeneta, pasar el hilo del ovillo por detrás del ganchillo y luego sobre el ganchillo y luego echar la hebra sobre el ganchillo.  Tirar del ganchillo de izquierda a derecha para pasar la hebra a través del bucle que hay en el ganchillo.

Cadeneta (paso 1)

2- Para seguir haciendo cadeneta, echar hebra sobre el ganchillo, hacer pasar la hebra por el pt que está en el ganchillo y repetir hasta tener el número deseado de cadenetas. La cadeneta es la base de todos los trabajos en ganchillo.

 Cadeneta (paso 2)

PUNTO ENANO:

1- Sobre la cadeneta base, pinchar el ganchillo en la 2ª cadeneta desde el ganchillo, echar hebra y pasar esta hebra por los dos bucles: el que hemos pinchado y el que está en el ganchillo.

Punto enano 

PUNTO BAJO:

1- Sobre la cadeneta base, pinchar el ganchillo en la 3ª cadeneta desde el ganchillo, echar hebra y pasar esta hebra por el punto que hemos pinchado, pasar el hilo a través del punto. Tenemos 2 bucles en el ganchillo.

Punto bajo (paso 1) 

2- Volver a echar hebra y pasarla a través de los dos bucles que hay en el ganchillo. Cuando se acabe una pasada de pto bajo se ha de hacer un pt de cad antes de girar la labor.

 Punto bajo (paso 2)

PUNTO MEDIO ALTO: 

1- Sobre la cadeneta base, echar hebra sobre el ganchillo, pinchar el ganchillo en la 4ª cadeneta desde el ganchillo, echar hebra  de nuevo y pasar esta hebra por el punto que hemos pinchado, pasar el hilo a través del punto. Tenemos 3 bucles en el ganchillo.

 Punto medio alto (paso 1)

2- Volver a echar hebra y pasarla a través de los 3 bucles que hay en el ganchillo. Cuando se acabe una pasada de pto medio alto se ha de hacer 2 pts de cad antes de girar la labor.

 Punto medio alto (paso 2)

PUNTO ALTO:

1- Sobre la cadeneta base, echar hebra sobre el ganchillo, pinchar el ganchillo en la 4ª cadeneta desde el ganchillo, echar hebra  de nuevo y pasar esta hebra por el punto que hemos pinchado, pasar el hilo a través del punto. Tenemos 3 bucles en el ganchillo.

 Punto alto (paso 1)

2- Volver a echar hebra y pasarla a través de los 2 primeros bucles que hay en el ganchillo.

 Punto alto (paso 2)

3- Volver a echar hebra y pasar el hilo por los dos bucles que quedan en el ganchillo. Cuando se acabe una pasada de pto alto se ha de hacer 3 pts de cad  antes de girar la labor.

Punto alto (paso 3) 

Como hacer un ojal cuando el tejido ya está acabado:

En ocasiones necesitamos hacer un ojal después de terminar una pieza o si nos hemos olvidado de hacerlo cuando tocaba, esta sencilla técnica resuelve el problema.

 

1- Con una aguja de coser, coger la hebra entre dos puntos y tirar de la hebra verticalmente (para agrandar el punto) y luego horizontalmente (para alargarlo).

Como hacer un ojal (paso 1) 

2- Coser esta hebra por el revés de la labor con hilo de coser para asegurarlo y que no se deshaga el ojal.

Como hacer un ojal (paso 2) 

3- Haremos lo mismo con la hebra que está justo debajo del pt forzado, tirando hacia abajo, para hacer más grande el ojal.

 Como hacer un ojal (paso 3)

La muestra:

Realizar una muestra tejida previamente es la manera de asegurarnos que nuestra prenda quedará cómo viene explicada en las instrucciones.

Para realizar una muestra se montan de 5 a 10 puntos más de los necesarios y se teje unas 5 ó 10 vueltas más de las indicadas para medir la muestra . A continuación, marcamos l cuadrado central de 10 x 10 cm con alfileres. Si en los 10 cm de ancho tiene más puntos de los indicados, hay que rehacer la muestra con unas agujas un poco más gruesas. Si en los 10 cm de ancho tiene menos puntos de los indicados, se rehará la muestra con unas agujas un poco más finas. Una vez que haya conseguido la muestra correcta, la prenda que se teja tendrá el tamaño indicado en el diagrama que acompaña a cada patrón.

 

Fairisle e Intarsia:

Fundamentalmente, hay dos maneras de incluir cambios de color en una prenda tejida: las técnicas de Intarsia y de Fairisle.

 

INTARSIA:

La manera más sencilla de tejer con esta técnica es haciendo pequeños ovillos para cada motivo o color empleado en la vuelta. Cada color se introducirá en los puntos en que corresponda en cada vuelta. Para evitar agujeros en los bordes de los motivos, cruzar los diferentes colores en el lado revés de la labor.

 

FAIRISLE (O JACQUARD):

Cuando a lo largo de una vuelta se emplean de manera repetida dos o tres colores, lleve por detrás de la labor la hebra que no se está empleando al tejer cada punto. No tire de la hebra, ésta debe quedar floja, pero sin colgar. Si trabaja con más de dos colores, trate las hebras que no usa en cada momento como si fueran una sola hebra y llévelas por detrás de la labor a la par, manteniendo la elasticidad de los puntos que se tejen. Es aconsejable no dejar las hebras sueltas por detrás de la labor más de tres puntos a la vez. En caso de que la repetición sea más espaciada, entreteja las hebras sobrantes con la hebra en uso para que las hebras que no se emplean queden sujetas al revés de la labor.

 

Acabado de las prendas:

 

HORMADO:

Para ahormar una pieza, sumérjala en agua templada. Déjela en remojo unos minutos y luego escurra el exceso de agua con ayuda de una toalla. Extienda la prenda en una superficie plana y dar forma, manteniendo la forma con alfileres. Dejar secar al aire.

 

PLANCHADO:

Remate cada pieza de la labor y plánchelas siguiendo las instrucciones que aparecen en el etiquetado del ovillo. No planche las zonas tejidas en punto elástico, ni tampoco la piezas tejidas en punto bobo. Ponga especial atención al planchar los bordes, ya que esto facilitará el montaje de la prenda y las costuras quedarán mejor. 

En caso de no poder usar la plancha, colocar el tejido sobre una superficie lisa y cubrirla con un paño húmedo. Dejar secar.

 

MONTAJE:

Cuando haya tejido todas las piezas que forman la prenda siguiendo las instrucciones de cada patrón, plánchelas como se ha descrito más arriba, y una primero las costuras de los hombros y el cuello. A continuación, una las manga al cuerpo. Para ello, primero encare el centro de la vuelta en la que se han cerrado los puntos de la manga con la costura del hombro y luego asegúrese de encarar el resto de la manga con la forma de la sisa en el cuerpo de la prenda. Si la manga se cerró recta, formará un ángulo recto con la vuelta del cuerpo en la que se cerraron los puntos para formar la sisa. Si la manga se ha cerrado con forma redondeada para el hombro, tenga especial cuidado de encarar adecuadamente los menguados de la misma con los del cuerpo. Para terminar, cosa los laterales de la prenda y por último, cierre las mangas longitudinalmente. De haberlos, cosa los bolsillos o una las tiras de remate. Cosa los botones de acuerdo con la posición de los ojales.

 

Como Feltrar una pieza:

El filtrado de una pieza transforma una pieza tejida en una pieza afieltrada.  Para que esto suceda necesitamos primero que la lana, que tendría que ser lana de cordero 100%,  con la que se haya trabajado no lleve ningún tratamiento superwash, tratamientos que permiten lavar las prendas de lana en la lavadora, es decir, que sea una lana de lavar a mano.  

El método de afeltrado más sencillo es el que hace utilizar la lavadora automática. Después de tejer la pieza, colocar la misma en la lavadora, usar un programa de agua caliente con aclarado en frío (el cambio de temperatura provoca el afeltrado) y poner en la lavadora alguna otra pieza para que haya agitación. 

Los pantalones vaqueros son ideales para esto.

Después de lavar la pieza, dejar secar al aire, en unas superficie plana y montar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando estas aceptando la instalación y uso en términos de nuestra política de cookies. Para más información consulta política de privacidad
x